domingo, julio 26

silver


¿Es tan horrible el hecho de llegar al punto de no echar a nadie en falta? No suplicas de rodillas en el suelo que nadie vuelva, aceptas las idas sin buscar razones. ¿Puedes sentirte tan vacía que tu interior no lo llenan otras personas? Me siento miserable a ratos. He perdido una gran parte humana de mí. Buscamos otras almas que encajen con las nuestras, y cuando se van nos sentimos incompletos, irresolutos, agitados. Luego, arrastramos lo que nos queda de nosotros buscando algo que cure nuestra pena, nuestro vacío interior que no deja de crecer, y se alimenta de recuerdos. La idea de poder sobrevivir en este mundo sin las personas que un día significaron para mi un todo, es utópica. Pero la he cumplido. O puede que eso sea lo que crea. Puede que lo que realmente pase es, que todo el dolor y la necesidad de esos cuerpos pasados, haya resultado en un entumecimiento de los sentidos. No me duelen las cosas del pasado, no las puedo rebobinar como una cinta de cassette. Lo cuál es bueno en parte, pero me hace sentir un poco menos viva. He perdido una gran parte humana de mí. O puede que simplemente la haya olvidado. Si te grito mis miedos, ¿te taparás los oídos?

2 comentarios :

  1. Entiendo a la perfección ese vacío del que hablas.. Ese cuerpo incompleto que nos queda, ese hueco que permanece tras unas cuantas idas y un par de venidas.
    Un placer leerte, un beso muy fuerte para ti!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte, ¡un abrazo fuerte!
      xxx

      Eliminar

Amor animi arbitrio samitur non ponitur.