viernes, octubre 12

När jag blundar.

Y cuando cierro mis ojos, todo empieza a ser diferente, todo sucede como yo quiera, y nadie puede influir en ello. Ninguna botch puede distorsionar mi perfecta realidad. Lo único malo es que no es una realidad, pero lucho por conseguirla. Estoy sentada en una silla mientras llueve, en el porche de mi futura casa, viendo como el paisaje se empapa. A mi lado, hay alguien sentado, miro hacia él y me sonríe, pero soy incapaz de ver su cara. No sé quién es ni por qué está conmigo, pero sé que es una persona que me hace feliz, es una persona a la que quiero. Vuelvo a mirar hacia el frente. Y cuando vuelvo a abrir los ojos, todo aquello desaparece. Y lo único que me pregunto es: ¿cuando llegará esa persona que cambiará mi vida?

2 comentarios :

  1. Cuando dejes de esperarla.
    Todo a su tiempo, Ale. :) Ahora eres jóven. Disfruta :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder Eva, hay tanto que contar... Tenemos que hablar ):

      Eliminar

Amor animi arbitrio samitur non ponitur.